Rutinas, Ciclos Naturales.

Mucho se ha escrito y dicho sobre las rutinas, algunos escriben en contra de la rigidez de las rutinas y muchos otros sobre la rutina como ejercicio de control paterno.

Si entendemos las rutinas como ciclos naturales y lógicos para un evento repetitivo en el tiempo, es bastante complicado escapar de ellas. Está en nuestro ser tejer y caer en rutinas. Quizá por esto existen tantos libros sobre cómo escapar de la rutina cuando se habla de un adulto. Lo cual es bastante paradójico, parece que de adultos tenemos que escapar de ellas y de niños nos las deben imponer o no las tendríamos.

Cada día de manera invisible vemos las rutinas ejercer poder sobre lo cotidiano. El sol sale siempre por el mismo lugar, a una hora muy similar. Cada día mamás y papás se levantan a una hora muy similar, se bañan, se visten y salen a sus trabajos respondiendo también al ciclo diario. Las rutinas son una gran herramienta para poner en “piloto automático” lo repetitivo y así podernos concentrar en lo relevante.

Pero ¿Cómo llevar esto a nuestros hijos? ¿Cómo crearles una rutina? ¿Sí debemos crearles una rutina? ¿A qué edad deben tener una rutina diaria?

En Disciplina Positiva, las rutinas son una gran herramienta de AUTOCONTROL para nuestros hijos.

Si hay dificultad con un evento repetitivo del día (hora de comer, hora de dormir, hora de prepararse para la escuela, hora de hacer tareas escolares, etc.), guiemos a nuestros hijos en la creación de su propia rutina que responda a su ciclo natural y a sus tiempos personales.

Déjale crear su propia rutina. Pregúntale qué tareas se deben hacer para lograr el objetivo final (estar dormido, subir a la ruta, etc.). Déjale decidir el orden, negocien el tiempo de cada paso y dejen la “TABLA de rutina” al alcance visual.
Si el niño es pequeño toma fotos de él/ella haciendo las tareas una a una. Luego coloreen y dibujen una cartelera con las fotos y cuélguenlo donde lo pueda ver.

Dejen que la cartelera sea ahora el “jefe”, como padres acá debemos dar un paso atrás y permitir a nuestros hijos AUTOREGULARSE. Si tu hijo es pequeño, cuando se distraiga, puedes preguntar “¿Qué sigue en nuestra Tabla de rutina?” (Asegúrate de no confundir esto con carteles de pegatinas o premios, los cuales disminuyen el sentido interno de capacidad porque se concentran en el premio y no en su proceso).

Apoyo de Pamela Moreno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s