Facilitar vs. Guiar

Muchos padres buscamos cómo facilitarle la vida a nuestros hijos y lo hacemos por amor. Les vestimos por la mañana, les damos a cucharadas su comida, les recogemos su ropa y juguetes, etc. Hemos permitido que pase la edad de la independencia, la edad del “yo sólito”, haciendo mucho oído sordo por comodidad y agilidad nuestra, y nuestros hijos nos han comprado el mensaje: “SOY INCAPAZ”.

Si pudiéramos –algunos aún están a tiempo- permitir que ese momento del “yo sólito” volviera, sería el momento de que SÍ lo hagan sólitos y se equivoquen, aprendan, lo hagan despacio, generen caos. Y si como educadores simplemente los guiáramos sin facilitar, entonces ellos comprarían el mensaje: “YO PUEDO”.

¿Y cómo volver atrás, cómo hacer con un niño que ya no se “puede” vestir sólito pero tiene la habilidad de hacerlo? ¿Cómo convencer al hijo de que los juguetes no se recogerán solos y de que yo ya no voy a recogerlos por él? Tenemos un doble trabajo: Dar posibilidades pequeñas para que vivan el “SER CAPAZ” y borren el primer mensaje comprado. Y luego, tomarnos el tiempo de entrenarlos, guiarlos, preguntarles; confiar en que pueden y quieren, retomar nuestro papel de guías y no de protagonistas en su vida.

Esto depende de su edad, pero Amarrarse los zapatos, vestirse solo, comer solo, recoger lo que utiliza antes de comenzar otra actividad, ayudar a poner o recoger la mesa, incluso hacer su cama y demás, empodera a nuestro hijo a sentirse útil, a saber quee es capaz, de esto y de mucho más.

Apoyo de Pamela Moreno (en http://www.abrazarte.org Disciplina Positiva)

A proposito…. Mas reflexiones

 

12657918_10153870419825050_7890645945796747374_o (2)